A bordo del Remolón

La travesía

Edición 2017/2018

casi dos meses de travesía

3.000 millas náuticas (5.500 km) remando.

El coruñés Jorge Pena y el madrileño Jesús de la Torre, participarán en la edición 2017/2018 de la Talisker Whisky Atlantic Challenge, una regata que consiste en atravesar a remo el Océano Atlántico, sin ayuda exterior. Tomarán la salida a mediados de diciembre desde la isla de La Gomera a bordo de un pequeño bote de remos bautizado con el nombre de Remolón, para atravesar el océano a remo y arribar a la isla caribeña de La Antigua. En total remarán unas 3.000 millas náuticas (5.500 km), la distancia que separa los puertos de San Sebastián de La Gomera y English Harbor.

“Desde la isla de La Gomera, hasta arribar a la isla caribeña de La Antigua”

Atravesar a remo el Atlántico

El gran objetivo

La Travesía está prevista que dure unos 60 días, aunque la Organización les obligará a llevar víveres para 90 días.

Se estima que quemarán ente 5.000 y 8.000 calorías al día. Básicamente la dieta a bordo del bote se compondrá de comida liofilizada y barras energéticas, si bien es cierto que podrán pescar, deberán comer el pescado crudo, marinado o en ceviche, ya que sólo dispondrán de una pequeña caldera para hervir agua.

Para soportar las altas temperaturas que encontrarán en la ruta y el desgaste propio del ejercicio físico continuado, necesitarán ingerir unos 10 litros diarios de agua desalinizada, para ello irán provistos de una pequeña potabilizadora eléctrica alimentada por paneles solares.

Los 150 litros de agua potable en botellas precintadas que llevarán en la bodega del bote les servirán de lastre, pero sólo podrán utilizarla en caso de emergencia, y en ese caso serán penalizados.

Cada tripulante remará unas diez horas diarias en turnos de dos horas, de tal forma que ambos puedan descansar seis horas seguidas, aunque si las circunstancias lo exigen podrán llegar a remar doce horas cada uno por jornada.

El objetivo es cubrir una media de 40/50 millas al día.

un bote de 7 m. de eslora por 1,95 de manga

la embarcación

La embarcación ha sido bautizada como “REMOLÓN”. Se trata de un viejo pero marinero bote de 7 m de eslora por 1,95 m de manga, diseño de Rowsell & Morrison, está construido en contrachapado marino recubierto de tres capas de resina epoxy. Su peso es de unos 250 Kg y, en plena carga, puede llegar a desplazar unos 1.000 Kg. Construido en Inglaterra en 2006, ya ha realizado el cruce del Atlántico en dos ocasiones, en 2007 y 2009, en ambos casos tripulado por remeros británicos y fue remozado para cruzar en 2013, cruce que finalmente no realizó. Va equipado con dos puestos de remeros, de banco móvil. Los remos son de fibra de carbono, así como su timón y su orza. Estos últimos son intercambiables entre sí.

El bote posee dos cabinas que se pueden cerrar herméticamente. La más “grande”, situada a popa, funciona como habitáculo donde los remeros podrán descansar y cobijarse en caso de temporal. Otra más pequeña en proa se usará como almacén. Gracias a estas dos cabinas herméticas y a los distintos compartimentos estancos, bajo la cubierta, en los que está dividido el bote y donde se guardará la comida y el agua potable de lastre, Remolón puede considerarse prácticamente insumergible.

Otra característica importante es que el bote es autoadrizable, es decir, que él mismo volverá a su posición inicial con la cubierta hacia arriba en caso de vuelco. Esto se debe al volumen de sus cabinas y al lastre de agua acumulado en su bodega.

La embarcación va equipada con diversos instrumentos para navegación, seguridad y comunicaciones, todos ellos alimentados con paneles solares.

Si quieres colaborar donando 50 €, te enviaremos una Milla personalizada. Necesitamos que rellenes un impreso con tus datos y así poder participar de las ventajas que te otorga tu colaboración y recibir tu diploma acreditativo personalizado.

Sorteo para un VIAJE,
tres POSTALES personalizadas y un LIBRO